Clodomiro Picado Twigth 1887 - 1944 [1]

Clodomiro Picado Twight, hijo de don Clodomiro Picado Lara y de doña Carlota Twight Dengo, nació en San Marcos, Jinotepe (Nicaragua) el 17 de abril de 1887.

En 1889, la familia Picado Twight regresó a Costa Rica y Clorito realizó estudios primarios y secundarios en Cartago. Desde muy joven mostró su afición por la ciencia. Además por la línea paterna, Clorito Picado era descendiente de gentes que a su fantasía unían el afán de superarse estudiando. Se puede decir que a lo largo de su vida estudió todo lo que el ambiente le ofrecía: tierra, flora, fauna, material humano, agua, etc.

Su primera experiencia de trabajo la tuvo siendo colegial. En 1907 y 1908, impartió lecciones de Ciencias Naturales en el Colegio San Luis Gonzaga. De esta época son sus primeros artículos, resúmenes de las características de algunos miembros de la fauna costarricense, que preparó posiblemente como material de clase, y que le fueron publicados por Anastasio Alfaro en el revista Páginas Ilustradas.

Sus profesores de secundaria y bachillerato, conocedores de las grandes potencialidades del muchacho, elevaron ante el Congreso un memorial, solicitando el otorgamiento de una beca. En setiembre de 1908 la beca le fue aprobada por el Congreso. En octubre de ese mismo año, parte Clorito hacia Europa. En París entra en contacto con los sabios más destacados de la época y muy pronto comienza a dar frutos su vocación científica.

Con motivo del terremoto que sacudió Cartago en 1910, regresa Clorito a nuestro país. Durante su permanencia en Costa Rica, busca material para hacer en París su futura tesis. En marzo de 1911 regresó a Francia; llevaba dibujos, fotografías y el material que requería para lograr su propósito académico. En 1912, en Comptes Rendus del Acdemie de Sciences se publican tres notas sobre las bromeliáceas, que serán, en resumen, lo que luego constituirá la tesis de doctorado.

En 1912 recibe el diploma de Estudios Superiores de Botánica en la Sorbona. Su siguiente paso, el doctorado, lo realiza en la Universidad de París, recibiendo el diploma el 18 de noviembre de 1913.

Regresa a Costa Rica en 1913 y se hace cargo del Laboratorio del Hospital de San José. Gracias al apoyo de Mr. John Keith, - quien era miembro de la Junta de Caridad de San José y respaldó el sufragar los gastos -, logró que se fundara una revista, que se llamaría Anales del Hospital de San José, cuya publicación se inició en 1915. En el primer número se publicó un artículo de Clorito titulado "Primera contribución al estudio de las mycosis en Costa Rica".

En esta época también da lecciones de Ciencias Naturales, Zoología y Botánica en el Colegio Superior de Señoritas y funda la Cátedra de Zoología Médica en la Escuela de Farmacia de la Universidad.

En 1917 el doctor Picado unió su vida en matrimonio a la de la señorita Margarita Umaña. Una mujer inteligente y amable, comprensiva y de extraordinaria dulzura, fue doña Margarita un verdadero estímulo y un necesario soporte para el sabio.

Durante 1920 y 1921 Clorito dio lecciones de Ciencias Naturales en el Liceo de Costa Rica. En este último año es nombrado Profesor de Estado. En 1921, en Comptes Rendus de la Societé de Biologie publica el trabajo titulado Los microbios del látex. Ese mismo año, publicó en la editorial de Repertorio Americano, un ensayo biográfico de los científicos Pasteur y Metchnikoff, también publicó una obrita para las amas de casa: Nuestra Microbiología Doméstica.

En 1922, La Sociedad Mexicana de Biología le nombró miembro correspondiente de Costa Rica, distinción que debió representan un buen estímulo para el Doctor Clodomiro.

En 1923 había de celebrarse en Francia el Centenario del nacimiento de Pasteur, fecha que sería reconocida con la visita de delegados de todo el mundo. El Doctor Picado, fue designado por el Presidente de la República como representante de nuestro país a dicho evento.

Es así, como con la aprobación de diversas ayudas por parte del Gobierno, Clorito pudo asistir al Instituto Pasteur, a la Sorbona, al Congreso y al Centenario de Pasteur. El Congreso se celebró en Estrasburgo y en él nuestro compatriota presentó el trabajo Sobre la acción a distancia de los hongos fitopatógenos. En ese mismo año de 1923, es nombrado miembro correspondiente de la Sociedad de Patología Exótica de París y admitido en la Estación de Patología Vegetal de París. En 1924 regresaron los esposos Picado a Costa Rica.

En 1926 publica el primer folleto sobre serpientes, el que amplía en años posteriores, publicando el libro definitivo Serpientes venenosas de Costa Rica: sus venenos, seroterapia antiofídica, en 1931. Su gran labor en la lucha antiofídica ha sido uno de los elementos que más relevancia y reconocimiento le han dado a la figura de nuestro sabio.

En 1932, el doctor Picado es designado miembro de la Junta Americana de Estudios Biológicos, por nominación del Congreso Internacional de Biología de Uruguay. En ese mismo año, el Dr. Viriato Figueredo L, quien tuvo gran admiración por Clorito y fue Cónsul de Costa Rica en Ginebra, hizo acuñar en Suiza una medalla - que representaba al Doctor Picado extrayendo veneno de una serpiente -, la que le fue entregada en un acto emotivo que se celebró el 19 de noviembre, en la Casa España.

En 1933, Clorito es nombrado miembro correspondiente de la Sociedad de Biología de París, honor que había sido concedido a muy pocas celebridades científicas americanas. En 1937, encontrándose muy enfermo, parte hacia París. Lleva el fruto de diez años de trabajos y experiencias sobre inmunología del envejecimiento: su obra Vacunación contra la senectud precoz. En París es atendido por especialistas y la editorial E. Le Francois se encarga de la edición de su libro.

Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Clorito subre profundamente, sobre todo a partir de la caída de Francia.

En 1940, Clorito es nombrado Director del Instituto de Higiene. Desde este puesto impulsó la creación de un Museo de Higiene, dedicado a la enseñanza de las escuelas.

En 1942, es nombrado miembro de la Sociedad de Biología de Bolivia, y, en 1943, se proponen en nuestro país varios honores para nuestro destacado científico: que el Instituto Nacional de Higiene lleve su nombre, que la Universidad le confiera el título de Doctor Honoris Causa y finalmente, que la Patria le declare Benemérito.

El 16 de mayo de 1944, después de una penosa dolencia, en su casa de habitación, falleció el Dr. Picado. Sus funerales fueron una manifestación de duelo nacional.

[1] Picado Twight, Clodomiro, 1987-1944. Obras Completas. 1era. Edición. Cartago. Editorial Tecnológica de Costa Rica, 1988 Vol. 7.

Download Full Premium themes - Chech Here

София Дървен материал цени

Online bookmaker Romenia bet365.ro