Back to top

Historia de la Internet en Costa Rica

banner_internet_cr.png

Es difícil imaginar que hace menos de 30 años el país no contaba con Internet.  Corría el inicio de la década de los noventa y mientras los ticos celebrábamos las glorias de la primera selección de fútbol en un mundial y Mijail Gorbachov ganaba el Premio Nobel de la Paz, en Costa Rica nos informábamos gracias a los cables noticiosos de las agencias internacionales de noticias, los teléfonos, telegramas y cartas.

La revolución digital que hizo posible que  hoy, 6 de cada 10 viviendas en el país tengan internet y que Costa Rica ocupe el tercer lugar en América Latina en el uso de las tecnologías según el Global Information Technology Report 2015 del Foro Económico Mundial, se lideró desde la Universidad  de Costa Rica con un grupo de osados científicos que añoraban conectarse a las grandes redes de investigación que funcionaban en Estados Unidos y Europa.  

Liderados por el físico Guy de Téramond, quien años después ocuparía la silla ministerial en el MICITT; su  iniciativa posicionó a Costa Rica como el quinto país de Latinoamérica en conectarse a Internet, después de Brasil, Chile, México y Argentina.

Según una completa investigación realizada por el académico Ignacio Siles González y plasmada en el libro Por un sueño en.red.ado. Una historia de internet en Costa Rica (1990-2005) en el proceso de incorporación a la red se dieron tres momentos claves que llevaron al país a tener la conectividad que gozamos hoy.

Como antecedente a la llegada del internet,  la UCR se alió a una red académica llamada Bitnet. Esta era una antigua red internacional de computadoras de centros de investigación que ofrecía servicios interactivos de correo electrónico y de transferencia de datos. Empleaba grandes computadoras de IBM.  El Dr. Téramond

había utilizado Bitnet durante sus estudios en la Universidad de Stanford  y fue quien acercó esta tecnología al país apoyado por un grupo de otros 8 académicos e investigadores.  

Si bien Bitnet no era la Internet que estamos acostumbrados a utilizar,  esta red ayudó a mostrar  en el país los beneficios que tenían las redes de computadoras. A la iniciativa se unieron luego científicos del Instituto Tecnológico y de la Universidad Nacional, entre otras 50 organizaciones de los países centroamericanos.

En enero de 1993 desde la Escuela de Informática de la UCR, Costa Rica se conectó por primera vez a Internet.  Se contaba para ello con 12 nodos y era accesada por unos 1.500 usuarios”.

Con el fin de apoyar esta iniciativa se creó un grupo llamado CRNet, cuya infraestructura medular se ubicó en el Instituto Costarricense de Electricidad, en San José. La de Costa Rica fue una incorporación muy temprana a esta red pues sucedió solo dos años antes de que la WWW se posicionara realmente como una herramienta de comunicación en el mundo.

De forma paralela y hasta 1999, Radiográfica Costarricense (Racsa) apostó por otra red de computadoras llamada X.25. Esta red permitía el envío de paquetes de información y consulta de base de datos, pero no funcionaba como Internet porque era mucho más puntual.

La segunda etapa de Internet en el país se inició con la popularización de la herramienta y la salida de los centros académicos hacia las casas y oficinas. En 1993 La Nación se convirtió en la primera entidad privada que tuvo acceso a Internet en el país en abril de 1995, fue el primer periódico centroamericano  en crear su versión en línea.

La década de los 90 fue particularmente interesante en la historia de la Internet, al pasar de ser un instrumento de comunicación esencialmente entre científicos al público general, los investigadores ubican por ahí de 1997 la aparición de los primeros cafés Internet del país.

La última fase del proceso se concretó en el 2005 con la inauguración Red Avanzada del ICE (RIA/Acelera) para llevar conectividad de banda ancha a lo largo y ancho del país la cual fue promovida por el MICITT durante el periodo 2000 y 2002. Esto significó que a los usuarios se les ofrecía la experiencia de navegar por Internet con mejores resultados. La oferta permitía  mejorar la velocidad con la que viajaba la información.

Hoy día las estadísticas hablan por sí solas, pues se estima que cerca del 63,9% delos hogares cuenta con una computadora  y de estos un 65,4% cuenta  además con Internet.  El acceso desde dispositivos móviles es mayor pues según mediciones recientes,  el 86,8% de los hogares cuenta con al menos un teléfono celular.