Costa Rica inaugura laboratorio de innovación Fab Lab especializado en agricultura

Momento en que autoridades inauguran el laboratorio 35 mujeres realizan capacitacion en ofimatica y emprendimientos agricolas

  • El nuevo laboratorio es una iniciativa liderada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) de Costa Rica y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). La experiencia podrá ser replicada en otros países de América Latina y el Caribe.

San José, miércoles 17 de julio, 2019. El primer laboratorio Fab Lab de Costa Rica, especializado en la gestión y la innovación tecnológica para el sector agropecuario, fue inaugurado este miércoles en la sede central del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en San José.

El Fab Lab se propone contribuir a reducir la brecha digital rural y potenciar el desarrollo de soluciones tecnológicas en favor de la agricultura de Costa Rica. Su puesta en marcha es fruto de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) y el IICA, con aliados clave como la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) y el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (FONATEL) del país centroamericano.

El nuevo espacio de 225 metros cuadrados fue inaugurado por el Ministro del MICITT, Luis Adrián Salazar Solís, y el Director General del Instituto, Manuel Otero, en el marco de la reunión anual del Comité Ejecutivo del IICA.

“Dentro de la Estrategia de Transformación Digital hacia la Costa Rica del Bicentenario 4.0, existe un capítulo que nos direcciona hacia el impulso de la transformación del sector agro en nuestro país. El objetivo es que, con estas asociaciones, con los organismos multilaterales como el IICA, trabajemos en el desarrollo de capacidades para el uso de tecnologías disruptivas en el agro”, dijo el ministro Luis Adrián Salazar Solís.

“Con esto lograremos que ningún sector se sienta relegado a los procesos de transformación digital dentro de la Cuarta Revolución Industrial”, agregó.

Otero, en tanto, señaló que “la nueva agricultura tiene que ser inteligente desde los puntos de vista productivo, ambiental, nutricional y digital. Debemos transformar las zonas rurales en zonas de progreso y las nuevas tecnologías y el establecimiento de laboratorios como el Fab Lab nos dan esa oportunidad. Esperamos poder replicar esta iniciativa en más lugares y beneficiar a más habitantes rurales, con la firme intención de que nadie se quede atrás”.

El espacio de co-creación establecido por MICITT y el IICA está dotado de equipos informáticos que permitirán a productores, incluidos jóvenes y mujeres de las zonas rurales, así como a otras personas ligadas al agro, crear innovaciones tecnológicas y generar prototipos que brinden soluciones a necesidades reales del sector agrícola costarricense.

Un Fab Lab es un taller de fabricación digital, con tecnología de punta, en el que se producirán equipos de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) con un uso determinado, en este caso agrícola. Estos centros favorecen la creatividad e incentivan la educación y el aprendizaje continuo.

El Fab Lab además facilitará el aprendizaje sobre el uso y la aplicación de tecnologías modernas en la agricultura de este país.

El gerente de Tecnologías de Información, Comunicación y Agricultura Digital del IICA, Emmanuel Picado, explicó que los usuarios del laboratorio dispondrán del acompañamiento de los especialistas del Instituto para el desarrollo de sus proyectos.

En su apertura, en el centro se habilitarán equipos informáticos con acceso a Internet. Paulatinamente, se incorporarán impresoras 3D, mesas de corte láser, drones y dispositivos con los que se construyen equipos de IoT.

Con estos últimos, los usuarios pueden crear prototipos, por ejemplo, de sensores para monitoreo de ambientes (temperatura, precipitación, humedad relativa, etc.), componentes de ambientes protegidos (invernaderos), sistemas de riego de precisión y equipos para la aplicación sostenible y responsable de agroquímicos, entre otras soluciones.

El Fab Lab será administrado por la Representación del IICA en Costa Rica. “Queremos motivar a todos los sectores para que aprovechen este espacio y desarrollemos de manera conjunta iniciativas que respondan a los requerimientos de la agricultura del futuro, con la vinculación activa de jóvenes y mujeres rurales”, dijo el Representante del IICA en Costa Rica, Miguel Ángel Arvelo.

Se espera replicar la experiencia de este laboratorio en zonas rurales de Costa Rica y establecer el modelo en otros países miembros del IICA.

Ver más fotografías